Plan de negocio.

El plan de negocio es una parte importante que no se debe de tomar a la ligera a la hora de realizarlo ni mucho menos a la de presentarlo a los distintos interlocutores como pueden ser bancos, inversores, socios, etc. La parte fundamental es la de la información valiosa.

Habría que distinguir entre dos tipos de formatos de planes de negocio. Uno al que podremos llamar “informe ejecutivo” el cual puede estar comprendido entre dos y diez páginas y otro desarrollado con un máximo de 30 páginas. Debes de tener presente que la extensión puede descriminar tu plan ya que es posible que recoja más información de la necesaria haciendose así tedioso de leer.

Hasta la fecha, el papel sigue siendo el formato preferido y de referencia a la hora de recopilar el contenido de tu plan. Es cierto que siempre se ha de guardar en formato digital como puede ser un pdf, word, etc que nos permitar a posteriori poder enviarlo por mail si es necesario. El formato porwepoint también es válido y mucho más visual. Este último formato es el ideal si la toma de contacto es con un Business angels.

Presta atención a la estructura del documento del plan de negocios. Para ello se debe comenzar con la presentación del equipo encargado de la promoción del negocio en donde debe reflejarse la idea de este, quíen va hacer qué. La explicación de la idea debe ser concisa, precisa y se ha de evitar tecnicismos que puedan derivar en explicaciones complejas que puedan dar lugar a confusiones innecesarias. También se debe de explicar para quién y cómo lo vamos a hacer.

El analisis de entrono de mercado es la siguiente parte que deberá aparecer en el plan. Deberá incluir un analisis de los posibles competidores, una analisis DAFO para justificar el posicionamiento de la empresa. Desde este momento se puede complementar con un estudio de mercado en el cual se fijará la viabilidad de este en el mercado existente. Es importante analizar muy bien el perfil de los competidores. También están los competidores no directos, ya porque no sea de tu zona, pero son válidos para analizar y aprender porque tal vez estén empleando algún tipo de idea que hace funcionar su modelo de negocio y que podrás implementar en el tuyo.

Seguidamente se incluirá la política comercial, la estrategia a seguir con precios, canales de distribución, etc. Si la infraestructura es presencial u online. Según el tipo de proyecto la parte de operaciones podrá estar antes o después de la parte comercial ya que dependerá de cómo hagas las cosas para despúes venderlas.

En el area finaciera que viene a continuación definirá si es un mercado novedoso o ya conocido. Si es conocido y gracias al análisis de la competencia se podrá realizar diversas estimaciones de ventas medianamente fiables. Los emprendedores suelen ser por lo general bastante optimistas por lo que es importante recoger escrupulosamente los resultados a analizar.

Si por otro lado el mercado está asentado y es un producto ya conocido se deberá prestar atención al análisis de costes y de los gastos a lo largo del tiempo, usando en ello el umbral de rentabilidad. Esto puede ser de gran utilidad ya que podrás tener una idea más clara a la hora de cubrir costes.

Y por último pero no menos importante el areal legal. Realmente no es necesario ni importante registrar en el plan de negocio todos los tramites que se seguiran para poner en marcha la empresa. Es importante incluir cuestiones como la forma jurídica de la sociedad, reparto del capital, a que normativas y leyes esta sujeto el tipo de negocio, contratos comerciales con proveedores críticos, etc. Según a quíen se presente el plan de negocio se podrá incorporar elementos como intercambios de servicios o contratos de exclusividad, pero no se han de poner los modelos de contratos.